Ayers Rock

A casi 450 km al sur de Alice Springs, nos encontramos con Ayers Rock o Parque Nacional de Uluru en aborigen, declarado por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un enorme monolito de arenisca roja de 348 m de altura, un perímetro de 9’4 km y una superficie de 3’5 km cuadrados. Según los geólogos su formación se debe a  la acumulación de arena que el mar iba depositando hace más de cien millones de años. Son muy bonitos los colores de la gran roca según la hora del día y la posición del sol.

Algunos atrevidos pueden llegar a subir hasta la cima o bien hasta el “Chicken Rock” o roca de la gallina.

La base está moldeada con grutas en las que antiguamente los aborígenes dejaban plasmadas sus pinturas. Y es que para ellos el monolito constituye un gran punto de energía formado con carne de los dioses y espíritus.

No se puede perder uno el sunset o puesta de sol de Ayers Rock. Es una experiencia muy bonita.

También es interesante la visita a las “Olgas”, montañitas rocosas de los montes Kata Kjuta, de entre 200 a 500 m de altura. Está muy cerca de Ayers Rock y se tiene la posibilidad de dar un paseo por el trayecto.