Clima de Australia

Por lo general, el clima australiano es muy seco, apenas llueve (no más de dos o tres días consecutivos) pero cuando lo hace pueden llegar a producirse inundaciones. Debido a su situación, en el Hemisferio Sur, las estaciones son contrarias a las del Norte, con lo que los meses más cálidos discurren entre noviembre y abril. Suele caracterizarse por tener inviernos suaves y veranos cálidos.

En invierno, la temperatura es bastante fría al amanecer y durante la noche, sin embargo se pueden alcanzar temperaturas altas a mediodía. No obstante, nieva en algunos puntos como las montañas de New South Wales y Victoria, donde se alcanzan temperaturas por debajo de 0ºC.

En verano hace muchísima calor, en las ciudades se alcanzan más de 35 ºC y hasta los 50ºC en el desierto. La playa es buen lugar para pasar parte del mismo si te tiene la ocasión aunque siempre con un buen protector solar.

El resto del año es muy agradable, aunque a veces la tranquilidad climática se vea amenazada por fuertes vientos que soplan desde el Índico y que pueden convertir se en huracanes.